NUNCA LA MUERTE FUE TAN BELLA LA BELLA CATRINA DE LLADRO

0
480

Ciudad de México, octubre 2018. La Casa Lladró presenta su mas reciente creación, La Bella Catrina, una serie limitada de 500 piezas, con un gran altar de muertos en El Palacio de Hierro Polanco.
Flores, papel picado, velas, pan de muerto y ofrendas al difunto. Separados podrían ser sólo algunos elementos, pero en conjunto conforman una de las tradiciones más esperadas de la cultura mexicana.
Nuestra tradición va más allá que una visita al cementerio. En México la muerte es cultura viva. Es un momento de grandes fiestas para recordar con alegría a los difuntos. Es un día en el que esperamos para convivir con los seres queridos que se adelantaron en el viaje eterno.
Como decía Edgar Allan Poe, “a la muerte se la mira de frente con valor y después se le invita a una copa”
Con la combinación de las calaveras y las flores que enriquecen este festejo se da lugar al ícono de esta gran celebración, La Catrina. Con elegancia y originalidad la vemos caminando por toda la ciudad con la que su misterio cautivo y su indiferencia atrae. Recordando las palabras de Mario Benedeti, “después de todo la muerte es sinónimo de que hubo vida”
En esta maravillosa pieza destaca el color negro intenso de su cabello y de su vestimenta. Su rostro está decorado con una de las diferentes variedades de dibujos característicos de una Catrina. Su cabello está adornado con 3 flores de colores vivos, concretamente, una flor de 22 pétalos y 5 sépalos, con simiente de tamiz y 29 pistilos alrededor, otra flor de 21 pétalos y 5 sépalos, con simiente de tamiz y 40 pistilos alrededor y la tercera flor de 18 pétalos y 5 sépalos, con simiente de tamiz y 25 pistilos alrededor. Las flores están rodeadas por 21 hojas y 23 simientes de papabel de adorno. La Catrina incluye un pendiente de latón con un chapado de dos micras de oro de 18 quilates y adornado con una pieza de porcelana. La peana de color oro viejo va unida a la pieza de forma inseparable.
Y con esto, nunca la muerte fue tan hermosa.
El altar estará disponible para ser apreciado hasta el 14 de noviembre en a planta baja de Palacio
de Hierro Polanco, no se la pierdan.

Deja un comentario