Obesidad, la epidemia silenciosa del siglo XXI

0
1017

Se calcula que entre 60 y 70 por ciento de los adultos mexicanos tiene sobrepeso u obesidad,
pero además esa pandemia representa un grave problema de salud pública para los
niños y prueba de ello es que en su modalidad infantil México ocupa el primer lugar a nivel
mundial. Esto resulta alarmante.
México, CDMX. Noviembre de 2017. El tema de la obesidad ha ido en aumento durante
los últimos años, debido a la falta de información, y mala alimentación por parte de las
personas, muchos padecen obesidad sin tomarle importancia, en México es muy común
ver a personas con obesidad sin que ellas lo noten ya que se “sienten” y se ven bien, pero
con el paso del tiempo y la inactividad, los problemas, no solo físico si no también
psicológicos, se dejan apreciar. De ahí que esta enfermedad sea silenciosa, ya que no
presenta síntomas de manera inmediata, pero si letales.
Los mexicanos ingieren 30 por ciento menos verduras y 40 por ciento más azúcar y
refrescos que hace 20 años, alertó el Dr. Cirujano Bariatra Fernando Pérez Galaz miembro
titular del colegio mexicano de cirugía para la obesidad y enfermedades metabólicas y
Director de la Clínica multifuncional Balianz. La obesidad sea convertido en la epidemia
del siglo XXI, se estima que en México un 55% de su población padece sobrepeso y casi
una tercera parte padece obesidad, posicionándolo así como el primer país con sobrepeso
y obesidad a nivel mundial. Estas cifras son alarmantes, pero ¿Qué es la obesidad? y
¿Cómo tratarla?
Para el Dr. Pérez Galaz, la obesidad es una enfermedad crónica tratable que aparece
cuando existe un exceso de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo, advierte de que sus
efectos más negativos se producen porque actúa como un agente que acentúa y agrava a
corto plazo y de forma muy evidente patologías graves como la diabetes, la hipertensión,
las complicaciones cardiovasculares (especialmente la cardiopatía isquémica), e incluso
algunos tipos de cáncer, como los gastrointestinales.
Con excepción de las personas que son muy musculosas, aquellas cuyo peso supera en un
20 por ciento o más el punto medio de la escala de peso según el índice de masa corporal
(IMC), son consideradas obesas.
ALGUNOS FACTORES
Existen algunas causas implicadas en la aparición del problema. Además de una mala
alimentación o la falta de ejercicio físico, encontramos factores genéticos y orgánicos que
inducen su aparición.
También pueden influir los factores socioeconómicos. En algunos países desarrollados, la
frecuencia de la obesidad es más del doble entre las mujeres de nivel socioeconómico bajo
que entre las de nivel más alto.
El motivo por el cual los factores socioeconómicos tienen una influencia tan poderosa
sobre el peso de las mujeres no se entiende por completo, pero se sabe que las medidas
contra la obesidad aumentan con el incremento del nivel social.
Las mujeres que pertenecen a grupos de un nivel socioeconómico más alto tienen más
tiempo y recursos para hacer dietas y ejercicios que les permiten adaptarse a estas
exigencias sociales.
Y, por último, están los factores psicológicos, que durante un tiempo fueron considerados
como una importante causa de la obesidad. Se consideran actualmente como una reacción
a los fuertes prejuicios y la discriminación contra las personas obesas.
Uno de los tipos de trastorno emocional, la imagen negativa del cuerpo, es un problema
grave para muchas mujeres jóvenes obesas. Ello conduce a una inseguridad extrema y
malestar en ciertas situaciones sociales.
SOLUCIONES
En la Clínica especializada en obesidad mórbida Balianz se trata al problema del
sobrepeso y obesidad de forma integral, ofreciendo distintos tipos de tratamientos como
el diseño nutricional y plan de alimentación, el balón gástrico, y cirugía de bypass y manga
gástrica. De acuerdo a cada paciente existe una solución distinta, como primer paso se
realiza una entrevista y revisión personalizada a cada uno de los pacientes.
La cirugía de obesidad ha demostrado ser la opción de tratamiento más eficaz para el
tratamiento de la obesidad y enfermedades metabólicas comparado a solamente dieta y
ejercicio. Sin embargo la cirugía es solo un eslabón en una cadena de tratamiento integral.
Una vez que el paciente ha sido evaluado, se ofrece el mejor tratamiento para obtener un
óptimo resultado.
Después del tratamiento quirúrgico, todos los pacientes son acompañados y asesorados
por distintos especialistas en cirugía, nutrición, psicología y rehabilitación física durante
un año para lograr el objetivo deseado: vencer a la obesidad.
Por lo pronto, debemos de trabajar en educar a nuestros hijos en una buena alimentación,
en hábitos saludables y en hacer ejercicio de forma rutinaria, solo así podremos evitar que
niños gorditos se conviertan en adultos obesos finalizo, Fernando Pérez Galaz.

Deja un comentario