Tips para impresionar en una entrevista de trabajo

0
79

No hay segundas oportunidades para causar una primera impresión, dice una frase muy popular que muchos atribuyen a Oscar Wilde. Sin importar quién la dijo, es una expresión muy acertada que puede combinarse con otra de sabiduría popular: la primera impresión es la que cuenta. Ambas deben tomarse en cuenta para las entrevistas de trabajo.

Para impresionar a cualquier reclutador en una entrevista de trabajo, Stefano, la marca mexicana de cuidado personal masculino más relevante del mercado, preparó varios tips que todos los hombres deben seguir cuando quieren que los contraten.

  • Vencer a la impuntualidad

Aunque suene increíble, llegar tarde es muy común en las entrevistas de trabajo, según varias consultoras de Recursos Humanos en México. Para evitarlo, busca la ruta en Google Maps días antes, revisa las horas más congestionadas y conoce las rutas alternas para evitar atascos en el tráfico.

  • Elegir la ropa una noche antes

Para ganar tiempo y evitar estrés hay que separar y planchar la ropa desde la noche anterior. Una entrevista de trabajo requiere dedicación para escoger las prendas adecuadas a la empresa y al cargo, así que no puede hacerse con prisas. Usar colores de la empresa o los que inspiren seguridad, servirán para verse bien. Hay que vestirse justo antes de salir de casa para evitar manchas accidentales. Recuerda que un hombre Stefano, siempre sabe vestirse bien.

  • Cuidar la apariencia personal

Parece obvio, pero siempre hay que recordar que verse y oler bien es tan importante como tener un buen currículum. Si la entrevista es en la mañana, Stefano recomienda tomar una ducha con su línea de jabón, shampoo, y complementar con el desodorante de la fragancia que más te guste, las cuales están hechas en colaboración con las mejores casas perfumistas del mundo. Si la entrevista es después de otra actividad, lleva tu desodorante Stefano en la mochila para oler bien y reforzar la confianza.

  • Evitar los silencios incómodos

Construir una buena relación con el entrevistador y dar el primer paso para romper el hielo es clave. Saludar con una sonrisa, preguntar cómo se encuentra o hacer algún comentario gracioso sobre el clima o el tráfico siempre ayudarán a evitar los incómodos silencios previos.

  • Mirar a los ojos

Los entrevistadores juzgan rápidamente la personalidad de un candidato si mira a los ojos. El contacto visual durante el saludo, al escuchar las preguntas y responder, demuestran seguridad y confianza. Para que el autoestima no falle, es importante sentirse bien desde la preparación del cuidado personal.

  • Hacer preguntas al finalizar

Los entrevistadores siempre dan la oportunidad de preguntar y hay que aprovecharla. Es bueno anotar un par de preguntas sobre el cargo o sobre la empresa porque demuestra interés, además de que permite aclarar algunas dudas.  

  • Dar seguimiento inmediato

Es un buen detalle mandar un correo personal y agradecer al entrevistador por su tiempo, muchos lo toman en cuenta a la hora de decidir. La clave es tener un tono natural y simpático para que llame la atención y se diferencia de mensajes automáticos de otros candidatos.

Estas recomendaciones son el complemento perfecto para impresionar a cualquiera durante una entrevista de trabajo. Como no hay segundas oportunidades, la primera impresión tiene que ser inolvidable.

Deja un comentario