La Escalera y sus medidas

0
693
Abstract stairs

Estamos dentro de un ámbito amplio y complejo porque existen muchas clases de escaleras con medidas diferentes. Explicaremos cómo se llama cada parte de la misma utilizando el lenguaje técnico. De esta forma, podremos comprender muchos de los catálogos o muestrarios con estos productos que a veces caen en nuestras manos.Para empezar, nombraremos todos los tipos de escaleras:

• Escalera de ida y vuelta: formada por dos tramos rectos, separados por un descansillo, y en direcciones opuestas.
• Escalera imperial: constituida por un tramo de ida y dos tramos laterales de vuelta o a la inversa.
• Escalera catalana o de tres tramos (forma de U): tiene una planta rectangular girando en tres tramos con un rellano intermedio en cada ángulo y descansillo largo de lado a lado en cada piso.
• Escalera recta de dos tramos: posee un espacio de escalones, seguido de un descansillo y continuando con otro tramo de peldaños.
• Escalera de dos tramos en escuadra (forma de L): formada por un primer tramo de peldaños, un descansillo amplio y posteriormente girando en L otro tramo de escalones.
• Escalera mixta o de herradura: la que en su recorrido describe media circunferencia en la zona que se situaría el descansillo y de dos direcciones opuestas.
• Escalera de un tramo o recta: tiene un espacio recto para acceder a la parte superior de una estancia.
• Escalera de caracol: la que posee un recorrido circular completo, con una base helicoidal continua y sin descansillos intermedios.

Partes de la escalera
La escalera puede ser interior o exterior y su finalidad consiste en permitirnos, a través de una serie de escalones, subir o bajar de nivel o poner en comunicación los pisos de un mismo edificio. A continuación, indicamos los diferentes elementos que conforman una escalera:

• Escalón o peldaño: cada uno de los elementos dispuestos para servir de apoyo a los pies y poder ascender o descender.
• Huella: plano horizontal de un peldaño.
• Contrahuella: plano vertical o altura de un peldaño.
• Escalón de arranque: primer peldaño de una escalera.
• Voladizo: parte del escalón o huella que no se apoya en ningún punto. Es un saliente de un elemento que lo sostiene y éste vuela totalmente.
• Descansillo: zona o plataforma donde se unen dos tramos de una escalera.
• Pasamanos: parte superior de una barandilla.
• Barandilla: compuesta por pequeños pilares y acabada por un pasamanos. Su función es la de dividir o separar.

La escalera es una rampa con escalones destinada a peatones, que tiene una pendiente más pronunciada, situándose en zonas con poco espacio. En arquitectura interior se coloca este elemento para salvar los espacios pequeños o con menos capacidad cúbica.

Cómoda ascensión
Para que una escalera resulte cómoda en el momento de la ascensión, habrá que tener en cuenta su inclinación, la proporción de las medidas de los peldaños y el tamaño de los mismos. Existen fórmulas especiales para calcular una proporción adecuada de estos espacios, pero haremos una generalización que será la siguiente:

• La huella debe tener aproximadamente de 35 a 37 cm. de longitud.
• La contrahuella tendrá aproximadamente de 15 a 20 cm. de altura.
• La altura adecuada del pasamanos será de 80 a 85 cm. de altura.
• Si existen niños porque es un espacio público o de mucha circulación infantil, deberá situarse otro pasamanos más bajo.
• El ámbito de paso de circulación de un individuo será de 65 a 70 cm.
• La altura del techo sobre la escalera estará más o menos a 215 a 250 cm.
• Respecto al descansillo, no conviene que altere el ritmo de paso de la escalera, por lo que su longitud deberá regularse en un metro por un metro. No es conveniente dividir este rellano por un escalón.
• No es aconsejable que existan más de 16 peldaños seguidos en un solo tramo.
• La dimensión de una escalera amplia de caracol será de 150 cm. de diámetro.

Diferencias con las escalas
También encontramos otras escaleras menos conocidas, pero no por ello menos frecuentes. Muchas de ellas son imprescindibles para según qué espacios, dimensiones y situaciones. No todos los ámbitos son susceptibles de tener alguna de las escaleras mencionadas. Algunas tipologías tienen una utilización meramente temporal: colgar un cuadro, realizar un arreglo eléctrico, etc.

Éstas reciben la denominación de escalas por tener una pendiente más pronunciada. Al tener mayor inclinación, no son tan cómodas, pero si les damos una proporción conveniente a las dimensiones en su huella y a la contrahuella de los peldaños, serán de ascensión segura y fácil. Los peldaños pueden ser planos o de barrotes. Aquí te indicamos las más populares:

• Escalera de pintor: formada por dos partes unidas entre si por bisagras y con peldaños en cada una de ellas.
• Escalera de buhardilla: la que nos ayuda a acceder a la parte superior o altillo de una vivienda. Muchas veces no es visible hasta que se abre la trampilla que nos ayudará a subir.
• Escalera de mano: formada por dos montantes de madera con traveseros equidistantes que sirven de escalones. Es ligera y fácil de transportar con las manos.
• Escalera de tijera: sería como la escalera de mano pero añadiendo en la parte posterior dos barras articuladas que sirven de pie o soporte.
• Escalera hurtada o escondida: la que está disimulada porque se ha construido dentro de la profundidad de un muro o en otro lugar muy estrecho.

Esta clasificación es sólo una pequeña muestra de lo existente en el mercado, donde encontraremos un abanico más amplio. A la hora de colocar una escalera de obra en el hogar, es mejor dejarse aconsejar por un profesional, aunque un dibujo a mano alzada o un pequeño croquis puede ayudar mucho.

Leave a Reply