Todas soñamos con tener piernas delgadas, tonificadas y lisas.

En casa:
1. Párate con la pierna izquierda recta y el pie en el suelo.
2. La pierna derecha se dobla con la punta del pie apoyada en una silla u otro mueble detrás de ti.
3. Coloca las manos en las caderas y mantén el torso erguido durante el ejercicio.
4. Flexiona ambas piernas para bajar lo más que puedas. Enderézate lentamente mientras exhalas.

Objetivos:
Haz 3 series de 15 repeticiones de cada lado, todos los días.

¿Qué deporte te conviene?
Bailar y trotar son muy efectivos. Estas actividades ejercitan enérgica¬mente los músculos y eliminan toxinas. Haz 45 minutos cada semana