Estas vacaciones, Choco Krispis te ayuda a alcanzar tus retos y desafíos para divertirte al máximo.

0
72

La correcta combinación de nutrimentos es necesaria para el adecuado funcionamiento del organismo y un desayuno completo y nutritivo es esencial para estar saludable y empezar el día con energía.

  • No hay alimentos buenos ni malos, solo proporciones erróneas, por lo que es preciso aprender a comer correctamente desde pequeños.
  • Además de una adecuada alimentación, es importante que los niños realicen actividades que despierten su ingenio y actividad física.

Se acerca el periodo vacacional más largo y esperado para los niños, en el cual tendrán muchos días para vacacionar, jugar y relajarse. Durante esos días, requerirán alimentarse saludablemente desde temprana hora y tener la energía necesaria para realizar sus actividades, que seguramente serán más intensas que durante los días de rutina escolar.

La alimentación de los niños representa un gran reto. La adopción de hábitos alimenticios saludables debe iniciarse desde etapas tempranas, ya que aquellos niños que logran buenos hábitos de alimentación tendrán beneficios en la salud a corto, mediano y largo plazo. El período vacacional es un buen momento para iniciar este hábito, o reconsiderarlo si es que no se hecho anteriormente.

“Al disfrutar una alimentación equilibrada, obtenemos la energía necesaria para sacarle mayor provecho a todos nuestros días. Es importante recordar que no hay alimentos buenos ni malos; lo que es importante cuidar son las proporciones de cada uno y la manera de combinarlos”, comenta la nutrióloga Daniela Flores, nutrióloga de Kellogg’s® y especialista en cereales para niños, quien además nos comparte opciones saludables y divertidas con Choco Krispis® que no contiene colorantes y su sabor es 100% natural, para disfrutar un delicioso desayuno o snack y que este verano los niños crezcan grandes y fuertes en cuerpo y mente.

Opción 1 – Desayuno

  • ½ taza de leche descremada
  • 30 g de Choco Krispis® (aproximadamente ¾ de taza)
  • ½ taza de fresas rebanadas
  • 7 mitades de nueces

 Opción 2 – Desayuno

  • ½ taza de leche descremada
  • 30 g de Choco Krispis® (aproximadamente ¾ de taza)
  • ½ manzana picada
  • 2 cucharadas de almendras fileteadas

Opción 3 – Snack

  • 30 g de yogurt griego (aproximadamente 2 cdas)
  • 30 g de Choco Krispis® (aproximadamente ¾ de taza)
  • 1 plátano
  • 1 palito de madera
  • 1 bolsa de plástico

Para esta receta primero se debe de pelar el plátano e insertar un palito de madera, meterlo por una hora al congelador dentro de una bolsa de plástico. Una vez que el plátano esté congelado, se cubre de yogurt y Choco Krispis®.

Estas opciones de desayunos y snacks aportan calcio, hierro y zinc, nutrimientos esenciales para el desarrollo de los niños. Entre las vitaminas y minerales que Choco Krispis® contiene se encuentra el calcio, el cual es requerido para el crecimiento y desarrollo normal del esqueleto. El periodo más importante para el desarrollo de un esqueleto fuerte es de la niñez a la adolescencia, así como el hierro que contribuye a transportar oxígeno a nuestras células, a un óptimo crecimiento y evitar infecciones. Por su parte, el zinc es importante para el crecimiento, desarrollo y acción de nuestras defensas, y también juega un rol elemental en el desarrollo del cerebro al permitir que las neuronas se comuniquen de una mejor manera.

Todas estas son opciones fáciles y prácticas de hacer para que los pequeños comiencen a educarse en cuanto a las porciones y combinaciones que los benefician, y también pueden servir de pretexto para pasar un rato divertido dejando que los más pequeños despierten su ingenio y preparen el desayuno o los snacks para la familia.

Deja un comentario