Vuelven las faldas denim, ¿sabes cuál le va mejor a tu cuerpo?

0

Desde que se creara en los años sesenta, esta prenda tan femenina ha adoptado diferentes largos, cortes y talles para adaptarse a las necesidades de las mujeres

Los primeros diseños buscaban mantener la apariencia y elementos característicos de los jeans como son los bolsillos, remaches y costuras: Silver Plate Jeans

Este año vuelve una tendencia que fusiona lo femenino y lo masculino, lo clásico y lo moderno: las faldas denim. Usadas en las culturas antiguas, tanto por mujeres como por hombres, la falda siempre ha sido una pieza clave de vestimenta. A lo largo de la historia, esta prenda ha cambiado su diseño y apariencia; pero se ha mantenido como un básico en el guardarropa, sobre todo el femenino.

En sus orígenes, su diseño era sencillo: un recuadro de tela con un agujero en su parte central, que se sujetaba al cuerpo con una cuerda o cinto. Desde la época medieval y hasta finales del siglo XIX, las faldas llevaban por debajo armazones de metal para crear volúmenes.

Fue en los años veinte cuando la mujer se liberó gracias a la diseñadora de alta costura Gabrielle ‘Coco’ Chanel, quien propone faldas sin volúmenes o estructuras, pero amplias, para poder mover las piernas y más cortas, con largo hasta la rodilla o “largo Chanel”.

Durante todo el siglo XX las faldas fueron cambiando su largo, corte y talle dependiendo de las necesidades de las mujeres. Desde la falda de vuelo con cintura muy marcada o de “avispa”, creada por Christian Dior en 1947, quien también marcó tendencia en los cincuenta con la falda lápiz o tubo, que ceñía la silueta de la mujer y suavizaba sus caderas; hasta llegar a la minifalda o little dress de los años sesenta.

“Después de la llegada de los jeans para mujeres en la década de los cuarenta, las primeras faldas denim son creadas por hippies, que reutilizaban viejos pantalones, en los sesenta. Una década después, las faldas denim son introducidas en la industria de la moda”, cuenta Ana Karina Ortiz, directora de mercadotecnia, publicidad y licencing de Silver Plate Jeans.

De acuerdo con la especialista en jeans, “los primeros diseños de falda buscaban mantener la apariencia y elementos característicos de los pantalones de mezclilla, como son los bolsillos, remaches y costuras”. En su opinión, la versión más popular fue la minifalda, pero desde los ochenta, se han confeccionado diversos estilos.

“Creo que el hecho de que exista una gran variedad de largos y cortes ofrece un abanico muy amplio para las mujeres, que pueden buscar el diseño más adecuado según sus formas corporales, ya sea cuerpo manzana, rectangular, de reloj de arena o de pera”, añade Ortiz.

Estas son las recomendaciones Silver Plate para acertar con el tipo de falda denim, de acuerdo a la forma del cuerpo:

1. Cuerpo manzana

Las formas curvas se dibujan en la parte central del cuerpo, con una cintura indefinida y un torso grande como Jennifer Anniston. En este caso, se recomiendan vestidos o faldas holgadas con el talle cerca del busto, escote en V para alejar la atención de la parte central del cuerpo.

2. Cuerpo rectangular

Las formas del cuerpo son rectas, sin resaltar ni el busto, ni la cintura, ni las caderas, como Keira Knightley. En este caso, es un acierto llevar una falda que marque la cintura como puede ser una falda con corte ‘A’ o una minifalda, en ambos casos con el largo por encima de la cintura como la falda mini de Silver Plate 2128 en índigo con pretina estrecha y detalle deshilachado en la terminación o el modelo D2114 en índigo oscuro.

3. Cuerpo reloj de arena

En este caso, la figura es curva tanto en el busto como en las caderas, como Kylie Jenner. Lo adecuado es vestir una falda que nos marque las líneas del cuerpo. El corte perfecto es una falda lápiz o tubo que suavice ligeramente la cadera y realce cintura y busto.

4. Cuerpo de pera

Lo más exuberante es la cadera y la cintura es marcada, como Jennifer López. Se recomienda una falda con vuelo, ceñida en la cintura, o una falda con línea ‘A’ o falda estilo trompeta.

No importa cuáles sean tus formas, siempre y cuando sepas escoger el corte que mejor se adapte a tu cuerpo y realce tus atributos más bellos.

Deja un comentario