Descubre la forma de estimular el desarrollo psicomotriz de tus hijos a través del baile

0
311

• Descubre los principales beneficios que otorga la danza al desarrollo psicomotriz de los niños.

La danza, además de ser un ejercicio que ayuda a fortalecer los músculos de todo el cuerpo, a lograr más flexibilidad y a generar un momento de diversión, es un gran método para que los niños desarrollen su inteligencia motriz y mejoren su coordinación.

Para Augusta Franco, kinesióloga y experta de Abrazando su desarrollo, el desarrollo cognitivo de un niño se encuentra asociado a su desarrollo motriz, por lo que la estimulación a través del movimiento tendrá una repercusión natural en su desarrollo general.

La danza brinda beneficios tales como la conciencia corporal y la precisión de los movimientos, lo que permitirá el control de los músculos y mejorará la postura. Además, también mejora la coordinación entre ambos lados del cuerpo, lo que permite que se fortalezcan ambos hemisferios cerebrales, esto facilita el sentido espacial para que el bebé pueda ubicarse en el espacio que le rodea.

Por otro lado, el baile favorece la seguridad propia, facilitando la creación de vínculos con las demás personas. Es más sencillo que socialice. La confianza y autoestima se fortalecen con los movimientos y la música, permitiendo el desarrollo de un niño independiente y seguro de sí mismo.

Abrazando su desarrollo by Huggies, recomienda que los papás propicien espacios en los que los niños puedan bailar, solos o acompañados y utilizando diferentes materiales como aros o listones, ya que esto posibilita el desarrollo de habilidades cognitivas. Además, de acuerdo con la plataforma, el movimiento y el contacto afectivo papá e hijo son fundamentales para el correcto desarrollo psicomotriz del bebé y estos lazos se pueden lograr a través de la danza.

Para Jammy, escuela de música para niños de todas las edades, y colaborador de Abrazando su desarrollo, es importante fomentar que desde pequeños hagan actividades de danza juntos para desarrollar habilidades motoras gruesas y de aprendizaje al mismo tiempo que generen lazos afectivos. Es por eso que te compartimos algunos tips para que bailen juntos en casa.

  1. La danza como medio de expresión: colócate frente a tu pequeño y juntos vayan nombrando y señalando diferentes partes del cuerpo. Cada vez que mencionen una, traten de moverla a manera de aislamiento. Descubran las peculiaridades que tiene y como se mueve de manera distinta.
  2. La danza fortalece los músculos: Una vez que hayan identificado cada parte del cuerpo, divide a éste en parte superior e inferior. Del tronco hacia la cabeza es tu parte superior, del tronco hacia abajo, tu parte inferior. Cada vez que des una palmada, doblen las rodillas y menciona la palabra inferior; cada vez que des un chasquido, lleva tus brazos haciendo círculos grandes hacia atrás como si nadaran. Recuérdale a tu pequeño la palabra superior. Si tu hijo es aún bebé, puedes ayudarle con tus manos a realizar los ejercicios, estando acostado.
  3. Para ser flexible, hay que practicar: Párate de espaldas a tu pequeño con una ligera separación entre ustedes, doblen el torso hacia adelante y traten de encontrarse con las manos. Regresen suavemente y hagan lo mismo con piernas separadas, uno frente al otro, tratando de alcanzarse con las manos. es importante mantener la calma y sonreír en todo momento.
  4. Despierta tu creatividad bailando: La danza es el medio artístico mediante el cual el ser humano se expresa a través del cuerpo. Nuevamente frente a frente, comiencen por explorar haciendo caras que expresen sentimientos: tristeza, cansancio, alegría, aburrimiento, etc. Después traten de imaginar cómo se puede expresar no sólo con la cara sino con el cuerpo completo.
  5. La danza como motor de la inteligencia y la memoria: La serie de secuencias de movimiento, promueven que el niño memorice y esté atento en todo momento. Trata de hacer pequeñas secuencias de movimiento que deben ser sencillos. Puede ser desde abrir manitas y cerrar, seguido por cuatro palmadas y tres brinquitos. Busca que lo aprenda y repítelo con él. Verás que divertido y lo atento que se pondrá al tratar de repetir.
  6. Ríanse juntos y mantengan el nivel de alegría y tranquilidad en todo momento: La danza promueve la producción de las hormonas de la felicidad: la serotonina, las endorfinas y la dopamina. Practica con tu pequeño reír; equivocarse y no preocuparse al respecto, es la mejor práctica para que tu pequeño practique y ejerza su nivel de frustración y tolerancia.

Busca más ejercicios en la página de www.abrazandosudesarrollo.com.mx donde encontrarás información detallada y avalada por expertos en el tema como artículos infografías, videos con ejercicios prácticos y recomendaciones enfocadas a resolver las principales dudas y preocupaciones de las mamás, papás y la familia en general.

Deja un comentario